Última hora!
La incompetencia viral del Ministerio de Sanidad

La incompetencia viral del Ministerio de Sanidad

Sí, seguimos hablando de ébola pese al desfalco de Caja Madrid, la guerra en Siria o los millones de parados que siguen sin sacar cabeza. Y la verdad es que puestos a hablar hablemos con propiedad. Los hechos transcurren de la siguiente manera: trasladan primero a un misionero con ébola al Carlos III y fallece a los 4 días, a las semanas trasladan a otro misionero, este segundo en un estado muy avanzado de la enfermedad, y muere a los cuatro día sin mostrar efecto el suero. Hasta ahí, la polémica ya paso. El gobierno decidió poner en riesgo la salud pública al realizar el traslado sin un sistema de protección de epidemia ni una formación concreta del personal para ellos. Un virus mortal en la mayoría de los casos y que no tiene cuna ni vacuna.

La última, que ahora la culpa la tiene la enfermera infectada porque el error fue suyo. No sabemos si es cierto, y en caso de que lo fuera, el error no es que alguien se haya quitado el traje mal, el error esta en tomar decisiones que ponen en peligro a la sanidad publica de forma improvisada y sin preparación. Y ahora parece que lo quieren arreglar, cinco dias después, el Gobierno, que no Ana Mato, da la cara y organización una Comision para gestionar la crisis. Mientras, la psicosis generalizada se desata, y con razón. ¿ qué seguridad nos da un Ministerio que aun a dia de hoy, con el virus desatado, no es capaz de gestionar la epidemia, formando en 20 minutos al personal para algo que puede ser mortal para ellos y sin trajes seguros?

Además de la alarma social, ¿hemos pensado en el gasto que tanto el traslado como el tratamiento y todo este protocolo sin control va a suponer? ¿y en la repercusión comercial y económica? El turismo, principal sector de nuestra economía, es probablemente el más repercutido y ya lo iremos viendo. Y mientras ya hay una persona muy grave, 14 en aislamiento y un perro sacrificado, y toda una población con miedo, la ministra aun no ha dado la cara. Una vergüenza.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*