El primer ministro español dice que los crímenes de ETA no quedarán impunes

El grupo disuelto no ha ganado nada con décadas de violencia mortal, dice Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno español ha prometido que los crímenes de ETA no quedarán impunes y ha pedido que las víctimas de su campaña terrorista de cinco décadas sean recordadas cuando el grupo finalmente se disuelva.

El viernes, mientras ETA celebraba una ceremonia en el sur de Francia para marcar su fin, Mariano Rajoy dijo que el día no pertenecía a los terroristas sino a las 853 personas que habían asesinado desde 1968.

“Hoy, después de 50 años, ETA ha reconocido finalmente que toda su historia ha sido un fracaso”, dijo. “No ha logrado ninguno de los objetivos políticos de su larga y criminal historia. Ni uno”.

Dijo que los terroristas no habían ganado nada matando gente y que no se beneficiarían del abandono de su campaña armada hace siete años ni de su disolución, finalizada esta semana.

“Seguiremos investigando los crímenes de ETA. Serán juzgados y se dictarán sentencias”, dijo Rajoy.

“No ha habido ni habrá impunidad. No les debemos nada y no tenemos nada que agradecerles cuando se trata de abandonar su violencia, porque han esperado demasiado tiempo para reconocer su derrota”.

El primer ministro dijo que le habría gustado mencionar a todas las víctimas de ETA por su nombre, pero no pudo hacerlo en su discurso televisado. En su lugar, instó a España a recordarlos “uno a uno, junto con la singularidad de sus vidas robadas”.

“No son sólo otra estadística”, dijo. “Son individuos únicos cuyas vidas, como las de todos nosotros, estaban llenas de tristeza, felicidad, esperanza y decepción. Pero no se les permitió vivir esas vidas; fueron arrebatados”.

Rajoy también rindió homenaje a la policía, los servicios de seguridad, los jueces, fiscales y periodistas que habían ayudado en la lucha contra ETA.

Dijo que la derrota del grupo había comenzado cuando la democracia española empezó a escuchar las historias de las víctimas y se dio cuenta de que “la única historia posible sobre la lucha contra ETA era la historia de las víctimas, una historia de crueldad e injusticia, una historia del totalitarismo de aquellos que intentaban utilizar la fuerza y los actos criminales para imponer algo que el pueblo rechazaba”.

En referencia a la reciente disculpa de ETA, que ha sido duramente criticada por no haber ido lo suficientemente lejos en la expresión del remordimiento por la muerte de todas sus víctimas, Rajoy dijo que no debería haber distinción entre civiles y policías o militares.

“No hay lugar para la justificación ni para las excusas”, dijo. “No hay nada que pueda justificar tanto dolor y tanta crueldad.”

ETA, que significa “patria vasca y libertad”, fue fundada como una organización cultural en 1959, pero comenzó su lucha armada la década siguiente en un intento de establecer un estado vasco independiente en el norte de España y el sur de Francia.

Su final llegó con el acto del viernes en la localidad francesa de Cambo-les-Bains, al que asistieron miembros de ETA, civiles vascos y mediadores internacionales.

Dos días antes, había surgido una carta del grupo en la que confirmaba que había “disuelto completamente todas sus estructuras y declarado el fin de su iniciativa política”.

 

More info and sites here