Consejos de Finanzas, Finanzas Personales, Hipotecas y Más

Sector Inmobiliario de la Tercera Edad: complejos vacacionales


Las personas mayores de 60 años son un grupo de personas económicamente activas y dispuestas a invertir en su comodidad, por lo tanto es un sector inmobiliario en auge.

Es uno de los nichos de negocio más fructuosos en España, y continuará siéndolo pues el sector de la tercera edad es uno ávido de invertir, pues usualmente desean pasar a la jubilación viviendo de la manera más cómoda posible.

La tercera edad en España está formada por personas que se vuelven a encontrar libres de la responsabilidad de criar a sus hijos, y de tener que trabajar para pagar una hipoteca. Es gente con ganas de vivir plenamente esta nueva etapa de sus vidas, pues aún les queda mucho por vivir. La gran mayoría de los pertenecientes a este grupo de personas se encuentra en un óptimo momento económico, puede ser que no sea precisamente alto pues las pensiones de jubilación en España no son excesivamente altas, sin embargo al tener concluidos gastos tan importantes como la educación de los hijos y una hipoteca, tienen una renovada capacidad de consumo.

En algunos años los mayores de 55 años serán el 25% de la población Europea, y esto es un factor importantísimo para que las inmobiliarias diseñen productos especialmente dirigidos a satisfacer las nuevas necesidades de este sector. Aunque todavía no es una práctica extendida, las inmobiliarias cada vez más se dedican a crear espacios dedicados a los mayores, la demanda no exige costosos geriátricos ni mucho menos, sino más bien espacios residenciales donde el entorno y los espacios dedicados al ocio estén pensados para los mayores de 55 ó 60 años, que son personas físicamente bien pero que necesitan ejercitarse de manera especial, aunque no están ajenos a sufrir achaques.

Los espacios que más suelen tener éxito entre los mayores son los complejos vacacionales que están diseñados para los mayores y jubilados, sin embargo no están pensados para que radiquen en esos lugares de manera estable pues suelen elevar sus precios durante el verano. Benidorm es un claro ejemplo, sus hoteles se suelen llenar en los meses de diciembre y enero pues es cuando las instalaciones se encuentran dispuestas a albergar a este sector.

La clientela está dispuesta a invertir en este tipo de complejos, tienen tiempo y dinero, sin embargo no es justo que sean objeto de agencias o de inmobiliarias que ponen a la venta excesivos paquetes vacacionales o inmuebles que exageran los precios al denominar “Senior Resort” a un complejo turístico promedio, que alberga en temporada baja a gente mayor. La idea de nombrar a un producto con el título de “Senior” no significa que tenga que ser caro, simplemente que está pensado para la tercera edad y sus particulares necesidades.

No tenemos lecturas recomendadas.


0 comments

¿Quieres ser el primero en comentar? ...

Tienes que llenar el siguiente formulario.

Deja un comentario